Dermatofitosis: Tiña en los gatos.

Publicado: 24/07/2014. 

© Bolboreta Forest. Bea Alonso.

¿Qué es?

La tiña es una enfermedad de la piel provocada por una serie de hongos que viven en las capas muertas y superficiales de la piel, el pelo y las uñas. Son hongos que se alimentan de queratina. La infección por tiña se llama dermatofitosis y los hongos que la producen son los dermatofitos. Hay unas cuarenta especies de este tipo de hongos, y los hay especializados en el hombre (antrofílicos), en los animales (zoofílicos) y en el suelo (geofílicos), siendo los del suelo los que aparecen en las plumas, pezuñas escamas y demás restos orgánicos formados de queratina que se quedan depositados sobre él.

McanisLa infección en gatos se produce en un 90% de los casos por el hongo Microsporum canis, y este puede afectar también a perros y humanos. Aunque hay otras especies que pueden afectar a los gatos, estas son Trichophyton mentagrophytes y Microporum persicolor, que se adquiere al entrar en contacto con roedores salvajes que estén infectados, Microsporum gypseum, fulvum M y Trichophyton terrestre (del suelo).

¿Cómo se contagia?

Los hongos producen esporas, que son células o grupos de células que hacen la función de reprodución. Se encuentran en el pelo, y sólo pueden ser vistas al microscopio. Estos pelos son los que al esparcirse por el entorno del gato, se propaga la infección. Los gatos se contagian por tener contacto directo con gatos ya infectados, o que viven en el entorno dónde hay pelos de estos gatos, compartiendo objetos (cepillos), zonas de descanso (camas y textiles), o por que un humano ha llevado en su ropa pelo con esporas de un lado a otro. las esporas pueden seguir activas y ser infecciosas hasta dos años. Una vez que entran en contracto con la piel y el pelo, se posan, germinan y crean hifas en ellos. La piel sana e intacta es resistente a la infección, pero cuando existe alguna herida, o irritación, las esporas pueden penetrar y germinar. A veces la presencia de otros parásitos ayuda a su aparición (pulgas, ácaros, piojos...).

Es más común en gatos jóvenes (menores de un año), en gatos de pelo semi y largo, no se sabe muy bine por qué. Se cree que quizá se deba en jóvenes a que tienen un sistema inmune algo inmaduro, y en referencia a los de pelo largo, es probable que se deba a que penetran menos rayos de sol hasta su piel, y los rayos ultravioleta del sol destruyen las esporas, por lo que los gatos de pelo corto eliminan las esporas mejor.

¿Cuáles son los síntomas?

tiñaPuede producir desde unas lesiones pequeñas o inexistentes, a reacciones muy severas en la piel. Las lesiones típicas, son poco llamativas, tienden a ser de forma circular y alopécicas, es decir sin pelo, en orejas, cabeza y patas. El pelo que rodea estas lesiones suele estar roto, la piel se ve descamada y puede estar inflamada, pero la tiña puede parecerse a otras enfermedades de la piel, como es la alegia a pulgas, puede ser alopecia (calvicie) sistémica, o incluso aparecer en forma de acné felino. Normalmente hay siempre una pérdida de pelo, pero en cuanto a la inflamación, la alopecia y el picor, las manifestaciones en cuento a intensidad son muy varables. Hay casos raos en los que los hongos sólo se manifiestan en las uñas.

¿Cómo se diagnostica?

En una sola inspeccón veterinaria no se suele diagnosticar, debido a que sus mnaifestaciones son muy variables, se parece a otras enfermedades de la piel, e incluso pueden no existir lesiones  de ningún tipo, por lo que es necesario hacer algunos test:

  • Lámpara de Wood: Se dirige la luz hacia el pelo en una habitación oscura. Los pelos infectados podrían mostrar fluorescencia de color verde manzana. Se cree que esta fluorescencia se debe a un metabolito producido por el M canis. Por desgracia, no todas las especies de dermatofitos, ni todas las variedades de M canis muestran esta fluorescencia, por lo que aunque no exista la fluorescencia, no se puede descartar en infección. Además la presencia de otras sustancias sobre la piel podría producir una apariencia similar. Por todo ello, los resultados obtenidos la bajo esta lámpara no se pueden considerar definitivos, aunque puede ser un método útil para seleccionar los pelos que se deben recoger para realizar otros exámenes.
  • Exámen al microscopio de pelos sospechosos: se visualizan los pelos al microscopio para ver si están cubiertos de esporas, el inconveniente es que requiere de experiencia con los hongos y las esporas, por lo que tampoco es definitivo, a no ser que el que realiza el test sea un experto micólogo.  
  • Cultivo fúngico: quizá sea el método más seguro a la hora de diagnosticar. Consiste en hacer un cultivo en laboratorio de pelos del gato. La recogida se puede realizar después de haber visto con la lámapra de Wood los pelos que brillaban, o en caso de no haber ninguno, realizar un cepillado con un peine estéril. El problema que presenta esta prueba es que los hongos pueden ser de crecimiento lento, y el resultado puede demosrarse hasta 3 semanas, pero es muy indicativa, ya que puede demostrar hasta el tipo de hongo que es, para un mejor tratamiento.

¿Cómo se trata?

En muchos de los casos, los gatos eliminan la infección a las pocas semanas, pero hay casos que necesitan de tratamiento. Existen dos tratamientos, que usados en conjunto son mucho más efectivos y aceleran la recuperación. Uno es a través de medicinas orales (tratamiento sistémico) y otro es através del uso de champús o lociones que se aplican sobre el cuerpo (tratamiento tópico). Todos los animales afectados deben ser tratados.

Tratamiento sistémico: Existen varios productos que pueden usarse:

  • Itrafungol (R): Se puede leer su prospecto aquí. Es de laboratorios Janssen, se presenta en jarabe, y contiene itraconazol. La pauta de administración recomendada es una semana de terapia seguida por una semana de descanso, hasta conseguir tres semanas de tratamiento, ya que los estudios han mostrado que el producto  persiste en la piel y se va liberando lentamente. Puede usarse en gatitos desde 10 días de edad pero se debe emplear con precaución en el caso de tratar gatas preñadas.
  • Terbinafina: Se puede leer el prospecto de Lamisil, de laboratorios Sandoz, aquí. Es un producto muy caro, se ha usado en infecciones resistentes en humanos. La  duración de su actividad es muy prolongada y ello puede permitir tratamientos relativamente cortos seguidos de vigilancia estrecha. La dosis recomendada en gatos es de 10-30 mg/Kg y día, con terapia que oscila entre 2 y 6 semanas, con efecto que perdura muchas más semanas.
  • Lufenuron: llamado Program de los laboratorios, Novartis. Se puede leer su prospecto aquí. Está disponible como producto pulguicida y funciona inhibiendo la síntesis de quitina, que es una glicoproteína estructural y parte importante del exoesqueleto de la pulga. Las pulgas que se alimentan de gatos tratados con lufenuron lo transferirán a sus huevos. Estos huevos serán incapaces de eclosionar o las larvas de crecer porque su exoesqueleto presenta malformaciones. Los organismos fúngicos también tienen una pared celular compuesta de quitina, por lo que el lufenuron ha despertado interés en el tratamiento de estas infecciones. Se publicó un estudio en el año 2000 cuyos resultados mostraban que la administración oral de lufenuron (51-266 mg/Kg) se asociaba con un rápido y efectivo tratamiento de la infección por M canis en gatos. Es un producto muy seguro y con pocas posibilidades de producir efectos secundarios incluso a las altas dosis recomendadas, pero estudios posteriores no han podido probar que prevenga la dermatofitosis o acelere su curación. En el momento actual únicamente se recomienda como terapia adyuvante y nunca como único tratamiento.
  • Pet Virkon: germicida, lab Antec puede ser útil. Se aplica como spray o en enjuague y se aclara pasados 10 min. No está registrado para uso en veterinaria.

Tratamiento tópico:  este tipo de tratamiento es vital para ayudar a eliminar las esporas en el ambiente. No se recomienda usar cremas antifungicas, es decir antihongos, para humanos, por que normlamente la zona afectada es mayor que lo que se ve en las lesiones a simple vista. Esta terapia debe aplicarse por todo el cuerpo del animal. Existen en formato champú o enjuagues. Se recomienda cortar el pelo, especialmente en los gatos de pelo largo o semi largo, aunque debe realizarse por un profesional, e incluso podría sedar al gato, para evitar que se le hagan heridas que empeorarían las lesiones y aumentaría la infección en las heridas. Se recomienda volver a rapar unas semanas después de empezar con la terapia sistémica. El pelo restante debe quemarse y las cuchillas deben desinfectarse cuidadosamente.

  • Enilconazol: Imaverol, de laboratorios Janssen, aunque lo describe para perros, se puede usar en gatos), se usa como un enjuague. Se han descrito casos, si bien no están suficientemente documentados, de gatos que han podido intoxicarse con este producto. El enilconazol parece ser efectivo eliminando esporas. Para reducir el riesgo de intoxicaciones es conveniente colocar al gato un collar isabelino hasta que el producto se haya secado.
  • Clohexidina: Hibiscrub, de laboratorios Mab. Recientes estudios sugieren que no es tan efectivo como los anteriores eliminando esporas. Está en algunos colutorios bucales para humanos (Lacer, Parogencyl... ).
  • Pet Virkon (R): Puede ser útil a la hora de matar las esporas sobre el pelo, aunque no está registrado para uso veterinario. Recomendamos aclarar muy bien al gato y hacer lo mismo que con el Imaverol del collar isabelino.

¿Cómo desinfectar el ambiente y los objetos?

Un vez sabemos que tenemos el hongo, debemos ser muy cuidadosos con la desinfección del entorno. Las esporas están en el pelo del gato, por lo que estos deben ser eliminados, y quemados.

Es más fácil si confinamos a los gatos afectados todos en la misma habitación, para disminuir los focos de infección, no olvidemos que este hongo puede contagiarse a los humanos. Todos los lugares a los que han tenido acceso los gatos deben ser desinfectadas. Todos los objetos que no puedan ser desinfectados, como camas, collares, juguetes, cepillos...) deben ser eliminados y quemados. Pueden usarse como bandejas higiénicas y camas cajas de cartón que deben ser desechadas una vez a la semana y repuestas por otras nuevas.

Hay dos maneras de eliminar las esporas, una de ellas es la manera física, aspirando y quitando los pelos del gato, y otra es la química, tratando las superficies con químicos que destruyen las esporas que han entrado en contacto con los pelos. la combinación de ambas será más efectiva a la hora de eliminar o minimizar la cantidad de esporas en el ambiente.

  1. Desinfección Física: Deben ser aspirados tofdos los lugares, rincones, incluidos los conductos de aire acondicionado o calefacción por aire. Una vez se ha llenado la bolsa del aspirador, esta debe quemarse para evitar que las esporas escapen y reinfecten. la limpieza al vapor no se recomienda por que no alcanza las temepraturas necesarias para matar esporas, y aumenta la humedad, que es un buen caldo de cultivo para los hongos.
  2. Desinfección Química: Los únicos productos que han demostrado funcionar son dos; la lejía (en dilución a 1/10), también concida como cloro, y Virkon (R), aunque no se pueden usar en textiles.
  • Lejía: dilución al 1/10. Usar en todas las superficies, jaulas, y objetos como bandejas higiénicas al menos, dos veces por semana.
  • Virkon (R): son polvos que disueltos en agua en proporción del 1% es suficiente. Usar sobre todas las superficies anteriomente mencionadas, y dejar pasar 30 minutos antes de poner en contacto a los gatos con las zonas tratadas. Se pueden usar jaulas o transportines durante el proceso de secado.

Casos especiales

Varios gatos, y más cuándo hay gatos de pelo largo: hay que testar a todos los individuos para saber cuáles están afectados (es muy normal que todos den positivo), e incluso, tratando a todos, positivos o no, ayuda y acerera la curación del brote de tiña. Si se pueden separar, a los gatos que den negativo deben ser llevados a una zona diferente a los gatos infectados, estos deben ser tratados con terapia tópica, y hacer cultivos de su pelo cada cierto tiempo para controlar que siguen sin estar infectados. No olvidemos que la solución puede llevar meses, incluso años, y ser muy costosa, pero con determinación y protocolos estrictos se consigue. Durante el tiempo que la casa esté infectada, deben suspenderse toda salida y entrada de gatos, y por supuesto, debe suspenderse la cría.

Gatas Gestantes: Ninguno de los principios activos de uso sistémico (oral) es seguro en hembras preñadas, por lo que éstas deberían ser aisladas de otros gatos, el pelo debe ser rasurado y tratarlas de forma tópica dos veces por semana. Una vez nacidos los gatitos, pueden comenzar a tratarse con itraconazol desde que cumplen los 10 días de vida.

Gatitos: Pueden usarse las terapias tópicas desde las 4 semanas de edad, teniendo mucho cuidado de que el gatito no se enfríe cuando se le baña. No deberían cambiar de casa hasta que se obtienen dos cultivos negativos en intervalos de dos semanas. Durante este periodo debe evitarse el contacto con humanos, especialmente con niños y ancianos, por lo que se recomienda el uso de guantes y ropas que puedan ser facilmente desinfectadas.

 ¿Cuánto tardarán en curarse?

El tratamiento debe continuar hasta que todos los aniamles y humanos de la casa se hayan curado, dando negativo en los cultivos de pelo en el laboratorio. las lesiones de la piel se pueden haber curado antes de haber eliminado al hongo, por lo que las muestras de pelo deben recogerse a travññés del cepillado con cepillos estériles. Si se detiene el tratamiento antes de tiempo, la tiña probablemente reaparecerá, y normalmente son necesarias seis semans de tratamiento como mínimo. Cuántos más gatos convicvan en el mismo lugar, más tardará en ser eliminada la tiña.

Prevención

Normalmente la tiña llega a casa con los nuevos gatos que se introducen, por eso es muy importante someterlos a un periodo de cuarentena, y tomar las medidas de higiene necesarias al ser cuidados. Deben ser testados de todas las enfermedades infecciosas y de hongos, y hasta que dé todo negativo, no debe ser juntado con los demás gatos. Otros lugares con riesgo de infección es en las exposiciones felinas, por lo que los gatos que han acudido a las exposiciones, deben ser rociados con soluciones antifúngicas a su regreso, antes de ponerse en contacto con los demás, también si ha visitado a otro criadero, o ha venido del veterinario.

¿Puede mi gato contagiarme la tiña?

SÍ, puede. Como ya hemos dicho, estos hongos se alimentan de queratina, y nosotros tenemos queratina en la piel, el pelo y las uñas. Los niños y ancianos, con sistemas inmunes más débiles, tienen mayor riesgo de contagio, por lo que debe tenerse mucho cuidado con ellos. Una vez nuestros gatos están infectados, es recomendable usar guantes y ropa adecuada al cuidarles. la ropa que se use con ellos, debe ser desinfectada antes de entrar enc ontacto con otros animales, alemás de los zapatos, las manos y partes del cuerpo que hayan tocado a los gatos, deben ser desinfectadas también.

tinahumanosEn los humanos, la infección se presenta como áreas circulares de piel inflamada y alopécica con escamas que pueden ser muy pruriginosas y pueden localizarse en cualquier parte de la piel del cuerpo o de la cabeza: si se observan estas lesiones se debe consultar al médico. En los humanos normalmente la tiña responde bien al tratamiento.

 

Referencias:

  1. http://www.icatcare.org/national-partners/gemfe/dermatofitosisti%C3%B1a-en-los-gatos
  2. http://www.nekovet.com/veterinario-enfermedades/41-horror-mi-gato-tiene-tina
  3. http://progatcornella.org/blog/?p=1367
  4. http://www.visitacasas.com/mascotas/tratando-las-afecciones-de-la-piel-y-tina-en-los-gatos/
  5.  

Formación:

Paw Peds sólo certifica que dicho criador ha superado los cursos de formación, no se hace responsable de la ética de dicho criador.

Paw Peds G1

Paw Peds G2
7/05/2013

24/04/2014

iconface icontwiter youtube

United Kingdom 128

miscota publi

contador de visitas

Dueños

Entrada a "Mis Documentos" de los dueños de gatitos Bolboretaforest.

Cumpliendo la Directiva Europea 2009-136-CE y el Real Decreto-ley 13/2012 le avisamos de que utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para la operación esencial de la página web. Para encontrar más sobre las cookies que usamos, y como administrarlas, Política de Cookies.

Yo acepto el uso de cookies.

EU Cookie Directive Module Information